martes, 11 de agosto de 2009

LLEGAR, QUERIDA, LLEGAR



Estoy llegando, como siempre, gota a gota,

a fin de mes, amor, enajenado, sordo, quieto.

Con tres peniques me siento Dylan Thomas

y diecisiete florines hacen que sea Freud.

A fin de mes, mi amor, para llegar, pruebo volando.

Me juego dos quinielas, recuerdo dos poetas, amor,

y beso la cúspide de mi esperanza de volar cuando,

en silencio, entre versos, le pido a Dios: Piedad.

Alas, Dios, para llegar hasta mi amada a fin de mes.

Pequeñas alas muertas, cielos de luz para mi mente.

Alma, un poco de alma, Dios, para llegar a fin de mes.

Después pasan las horas y arañando un sentido,

llego hasta tus senos, amor, a fin de mes.

Loco,

embrujado, alegre, enamorado por llegar .



Miguel O. Menassa

2 comentarios:

  1. Me ha encantado llegar a fin de mes enamorado. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me encantó.Que importante es el amor en nuestras vidas.
    Un saludo

    ResponderEliminar